jueves, 24 de noviembre de 2016

Pan de Polenta




Pan de Polenta

Buenos días. Hoy nos vamos a atrever con un pan dulce, ideal para merendar untado con queso crema o mermelada. No es tipo brioche. Lo que lo hace dulce es la polenta que contiene, ya que le confiere cierto dulzor. La idea la he cogido de un libro de recetas para panificadora que me regalaron hace tiempo, que recomienda que esta pieza se prepare con la panificadora en un programa de pan blanco o básico. Yo, sin embargo, ya no uso este aparato. Prefiero un ligero amasado y boleado a mano y una cocción en horno sobre piedra. ¿Comenzamos?

INGREDIENTES:
  • 210 ml de agua
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 huevo
  • 6gr de levadura seca
  • 350 gr de harina de panadero
  • 75 gr de polenta (sémola de millo)
  • 5gr de sal
  • 10 gr de azúcar
  • Una pizca de cúrcuma (opcional para dar realzar el color amarillo)


ELABORACION:
Si usas amasadora, vierte todos los ingredientes en el bol menos la sal y, con el gancho, comienza a amasar a velocidad 1 hasta que los ingredientes mezclen  un poco. Agrega la sal sin parar la máquina y cuando la bola de masa se agarre al gancho deja de amasar.
Deja la masa que repose unos 15-20 minutos o hasta que veas que crece un poco. Desgasifica un tanto la preparación amasando hasta las paredes del bol estén limpias y la masa se vuelva a agarrar al gancho. Deja reposar otros 20 minutos. Es el momento de pasar la masa a la mesa de trabajo. Si ves que la masa esta algo pegajosa, enharina la superficie de trabajo y comienza a dar un amasado básico estirando y remetiendo. Verás que la masa poco a poco empieza a ofrecer resistencia al amasado. Es momento de dejar reposar nuevamente. Tapa la masa con un paño de algodón. Veinte minutos después repite la operación de amasado y déjala preparada para hornear: bolea la masa con movimientos circulares y dando tensión en cada movimiento. En estas fotos se entiende mejor.
www.panarras.com



Coloca la pieza sobre un papel de horno enharinado y deja reposar 40 minutos tapada con un paño de algodón. Precalienta el horno a 250ºC, con calor arriba y abajo.
Cuando hayan pasado 30 minutos, revisa que la masa esté al doble de  su tamaño original y practica un par de cortes en la superficie. Puede ser en cruz o formando un cuadrado en la parte superior. Yo, en esta ocasión, voy a hacer algo más artístico y practicare unos cortes formando una espiga de trigo.
Solo queda meter la pieza en el horno con mucho cuidado y cocer durante 25-30 minutos. Veras que la pieza crece muy rápidamente. Ten cuidado de que no se queme mucho la corteza. Cuando el pan esté dorado, sácalo con cuidado y déjalo enfriar al menos 15 minutos.
Si no lo vas a consumir sobre la marcha, deja que se enfríe completamente y rebánalo para conservar en el congelador. Tan solo tendrás que sacarlo un rato antes y pasarlo por la tostador. ¡Parecerá recién hecho!
Si es para una ocasión especial, puedes presentarlo tal cual en la mesa, tus invitados te preguntaran en que panadería lo has comprado… ¡palabrita!






2 comentarios:

  1. Me encantan los panes de millo. Probaré a hacerlo.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno!! Nunca he probado el pan de polenta! Me anoto la receta!!
    Acabo de conocer tu blog: es genial! Me quedo como seguidora!
    Un beso!

    ResponderEliminar