jueves, 22 de diciembre de 2016

Pan de Molde





Si hace un par de semanas te había propuesto hacer un buen pan de hamburguesa (o perritos calientes), hoy te vas a enganchar a esta receta de Iban Yarza y la encontrarás en su libro “Pan Casero”. Es un pan de molde que, aunque es totalmente casero, se asemeja bastante a los que compras en bolsa (de los buenos, claro). Yo he preparado diferentes tipos de recetas de pan de molde: con poolish (prefermento), mantequilla o aceite, más o menos hidratado, con y sin leche… Sin duda la fórmula más acertada que he encontrado es esta. Queda esponjoso pero nada denso. Muy blanquito y con un dulzor muy sutil. ¿Quieres un sándwich como el de la foto? Pues venga, manos a la masa, que no es tan difícil.

INGREDIENTES (para un molde metálico de 22-24 cm de largo)
  • 85 gr de agua
  • 85 gr de leche
  • 2 gr de levadura seca
  • 15 gr de azúcar
  • 30 gr de manteca de cerdo
  • 300 gr de harina panificable
  • 6 gr de sal marina


ELABORACIÓN:
Iban Yarza no usa amasadora en muchas de las recetas que propone, pero si la tienes, úsala, será más rápido y fácil.
Coloca el gancho en tu amasadora o robot de cocina y agrega todos los ingredientes indicados en el orden de la lista. Amasa a velocidad mínima durante unos 2 minutos o hasta que la masa esté agarrada al gancho. Detén la máquina, retira la masa del gancho y déjala reposar en el mismo bol, tapado con un gorro de ducha, durante 15-20 minutos. Vuelve a amasar un par de minutos y vuelta a reposar. Pero esta vez déjala unos 40 minutos.
Pasado ese tiempo, o cuando veas que la masa ha duplicado su volumen, vuélcala en la superficie de trabajo y estírala en forma de rectángulo de unos 15 ancho. Vete enrollando la masa bien prieta, ayudándote de los dedos pulgares, estirándola y dándole tensión. Ten en cuenta que un pan de molde no es alveolado, es decir, no tiene una miga con grandes agujeros. Esto es debido a la poca hidratación de la masa y la elevada densidad de sus ingredientes (manteca y leche, principalmente). Te cuento esto porque es importante que enrolles bien prieto, para que no quede ninguna “capa” de masa suelta y vayas a encontrarte con huecos en las rebanadas. Una vez tengas el rollo terminado, mételo en el molde. Yo no lo engraso porque es antiadherente y sé que no hace falta, pero si el tuyo esta en peor estado, engrásalo con manteca de cerdo o aceite. 

Mete la preparación en el horno apagado y déjalo reposar unos 45 minutos más. Saca el preparado y enciende el horno a 220ºC con calor por ambos lados. Cuando el horno esté listo, la masa Debe haber alcanzado el borde del molde, o incluso sobrepasarlo.
Hornea el pan durante 25 minutos a 180-200ºC, para luego sacar el pan del molde, con cuidado de no quemarte, y hornear 5-10 minutos más a 220ºC, hasta que se quede con un dorado uniforme.

Te lo presento de la forma más sencilla y típica: un sándwich de jamón cocido (del bueno, eh?) y queso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario