sábado, 1 de marzo de 2014

Arbol de Espinacas


¡Buenos días amigos! hace un tiempo que no estaba por aquí...diversas distracciones me han tenido liado. Bueno, no les voy a aburrir con mis problemas...así que hoy les voy a traer una receta que tenía en la recámara y no había colgado aun.

He cogido la idea del maravilloso blog de Rosa Ardà Velocidad Cuchara en la que ella lo prepara en dulce con crema de cacao, de hecho fue así como lo probé y me encanto...tenían que ver mi cara mirando al dulce imaginando como había tomado esa forma tan bonita sin saber que era de este blog...en fin que en dulce está muy rico pero a mí se me ocurrió una versión salada que tanto puedes hacer con una crema tipo bechamel gruesa de espinacas o de queso y Bacon o Filadelphia y cebolla caramelizada...en fin...es lo que tiene el hojaldre que aguanta de todo...jajajajaa!!!!


INGREDIENTES:

  • dos planchas de hojaldre rectangular
  • espinacas congeladas y muy bien escurridas
  • media cebolla mediana picada bien fina
  • un par de ajos
  • un chorro de nata líquida
  • sal
  • aceite
  • nuez moscada
  • pimienta blanca

ELABORACION:

Primero prepara el relleno rehogando los ajos cebolla con el aceite y las especias y un punto de sal; cuando este bien pochado agrega la cantidad de espinacas suficientes para que cubra un triángulo de medio centímetro de ancho en la plancha de hojaldre. Si la espinaca suelta mucha agua en la sartén reduce a fuego medio hasta que quede la masa más seca para añadir la nata y remover hasta que sea homogénea y de la consistencia de unas natillas espesas. Reserva y deja templar.



Ahora vas a tomar la plancha de hojaldre y la abres sin quitarle el papel vegetal (así lo podrás presentar en la bandeja, ya que se desliza muy fácil). Entonces vas a poner el relleno en el centro de la placa y forma un triángulo dejando unos bordes vacíos por la parte del "tronco “de nuestro árbol. Luego tapas con la segunda placa de hojaldre y recorta quitando lo que sobre dejando un borde vacío de un par de centímetros para que al trabajar las "ramas" no se salga el relleno.

Ahora viene el trabajo manual: tienes un triángulo en el cual vas a marcar un "tronco" a través del mismo pero sin atravesar el hojaldre (lo puedes hacer con una espátula de madera o el borde "no cortante “del cuchillo) y así quede un tronco desde la base hasta la copa del árbol de relleno.

Luego viene la formación de las ramas: ahora si vamos a cortar para separar de manera oblicua unas "ramas" desde el tronco hasta el borde de fuera del triángulo. Las ramas deben ser de un centímetro de  gruesas más o menos. Por ultimo vas cogiendo cada rama y las retuerces y estiras simultáneamente a la vez que las separas de las otras ramas empezando por la base del triángulo hasta la copa...

Según las vas formando iras formando tu arbolito y lo vas dejando todo parejo...no sé si me explico bien pero en la práctica es muy sencillo...Ya solo queda pintar con huevo y hornear unos 20 minutos o hasta que haya subido y dorado. Mi versión como era navideña la adorne con unas aceitunas y pimientos (luces y bolas) y una estrella en la copa...jejeje!

Aquí una idea de presentación navideña de la idea



Se me ocurre algo veraniego como una pasta de atún cangrejo y aceituna (sin mayonesa que luego derrite con el horno)...o algo dulce como un relleno de frutos secos al gusto con canela y mantequilla....ya sabes... ¡imaginación al poder!






No hay comentarios:

Publicar un comentario