sábado, 20 de agosto de 2011

Risotto



Esto que voy a contar ahora es una receta que tanto sirve como plato único como para guarnición; y eso dependerá de los ingredientes que lleve. Si por ejemplo le pones unas espinacas pues servirá de guarnición pero si ya lo completas con unas gambitas, unos troncos de mar, un poco de atún, bacon...pues ya se puede convertir en plato único porque el risotto no deja de ser un arroz guisado con leche y/o nata y mezclado con los ingredientes en cuestión.
Pero yo hoy os voy a dar un truco para que salga igual de rico y nunca se quede pasado ni pastoso ni entero. La cuestión radica en guisar el arroz tradicionalmente con agua y sal hacer por otro lado la base de marisco, pescado, verduras o lo que le quieras poner y justo 3-5 minutos antes de cocerle el arroz le añadimos dicha base y a continuación la nata liquida..... Yo esta vez optaré por algo sencillo en plan guarnición que en este caso acompañaba a unos medallones de merluza rebozados....Empecemos pues

Ingredientes:

1 medida de arroz por comensal
agua o caldo (c.s.p guisar el arroz)
aceite de oliva para pochar
unas espinacas congeladas
2 ajos
1/4 de cebolla
curry al gusto
75-100 ml de nata liquida
1 chorrito de leche

Elaboración:

Por una parte guisamos el arroz con el caldo o agua necesario quitando un poquito para que quede un poco "al dente" y así se pueda terminar de cocer con la leche y nata. Mientras esto se va haciendo, por otro lado preparamos el fondo que constara básicamente de cebolla y ajos pochados y cuando estén al punto le añadimos las espinacas y el curry o especie que queramos...el curry le va muy bien porque así evitamos la sal y mezclar distintas especies que luego nos amarga o sabe raro....pero vamos si no te gusta el curry lo aderezas al gusto.

Cuando esto ya esta preparado al arroz de debe quedar para terminar "nada y menos" para estar cocido....pues ese es el punto justo de retirarlo del fuego ponerle la base de espinacas y añadirle la nata y la leche, lo llevamos otra vez al fuego pero esta vez lento y removiendo para que la nata no se pegue.

Lo de la leche en realidad no es necesario pero fue un truco por equivocación...en realidad le da liquidez a la mezcla para que no se peque al fondo del caldero. una vez hecho esto lo tapamos todo con un paño y apagamos el fuego y nos disponemos a realizar el resto del plato que vaya a acompañar.....Normalmente con que repose unos cinco minutos es suficiente (lo que tarde en rebozar y freír los medallones vamos....). Ya pasado al molde y frito el pescado este es el resultado:
Como os dije al principio si a esa base de cebolla le añades una lata de atún, unas gambas peladas unas tiras de bacon o unas verduras cocidas troceadas el plato se convierte en único .Como recomendación final os diré que este tipo de platos no suelen quedar bien de un día para otro porque la nata se apelmaza y no queda cremoso...por ello os doy esta variante rápida de poder prepararla justo antes de comer....Y ahora a disfrutarloooo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario