martes, 7 de febrero de 2017

Curry de Verduras


Cuando voy a probar alguna receta nueva y nada parecida a otras que haya publicado antes, suelo consultar en foros, páginas webs o blogs amigos para prepararla lo mejor y más parecida posible a la original, ya sea en su preparación o ingredientes. Y eso es lo que me ha pasado con este curry de verduras. Notarás que en mi blog no es muy común ver recetas orientales. Me gustan, pero a menudo llevan ingredientes “indispensables” que no se consiguen con mucha facilidad o en pequeñas cantidades. Pero esta receta me vino genial para acompañar el pan Naan que les propuse el jueves pasado. Y la verdad, ha sido todo un acierto. El ingrediente menos usual que llevaba era la leche de coco, pero casualmente tenía una lata en la despensa y me dispuse a preparar lo que hoy les traigo. Si te gusta la verdura al dente y los sabores orientales, ¡esto te interesa! Comenzamos.

INGREDIENTES:(Para dos comensales)

  • 300 gr de Pimientos verde, rojo, amarillo, y/o naranja
  • Una cebolleta
  • Un trozo de puerro
  • Un par de ajos
  • 100 gr de calabacín
  • Una zanahoria
  • Un trozo de berenjena
  • Judías tiernas
  • 5-6 flores de brócoli
  • 200 ml de leche de coco
  • 200 ml de caldo de verduras
  • Una cucharada de curry mixto (o al gusto)
  • Una pizca de sal
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra


ELABORACIÓN:

Haz una juliana con los pimientos, calabacín, berenjena y zanahoria. Machaca los ajos, dejándoles la piel, y corta en rodajas la cebolleta y el puerro.

Rehógalo en un wok con el aceite a fuego fuerte y cuando la verdura coja color, agrega las judías y remueve todo hasta que poche un poco más, pero no demasiado y así quede al dente. 
Añade el curry, la leche de coco y la mitad del caldo. Cuando comience a hervir, baja el fuego a la mitad y cuece unos 7-8 minutos. Si prefieres que la preparación quede más caldosa, y ves que el fondo del wok se va espesando, agrega un poco más de caldo. En este momento reparte por encima las flores de brócoli, tapa el wok y cocina un par de minutos más, hasta que vuelva a romper el hervor. Apaga el fuego y déjalo reposar.



Si la preparación no es caldosa, es ideal para acompañar con cualquier carne o asada o con toques asiáticos. Si la prefieres más de cuchara lo puedes poner como plato principal con un poco de arroz basmati. Yo, en este caso, lo acompañé del Pan Naan que ves en la foto. Creo que no será la última vez que prepare este curry de verduras.






No hay comentarios:

Publicar un comentario